martes, 5 de abril de 2016

Revisión del huso horario y de los horarios laborales ya, por favor.

Recuerdo los almuerzos a media mañana cuando trabajé en la empresa familiar. Era recurrente la discusión sobre lo inútil que me parecía parar a las diez de la mañana y lo absurdo que era parar a las dos y salir del trabajo, en ocasiones, de noche, idea defendida por el resto de españoles que se situaban en la mesa y unida a algún chascarrillo sobre lo atrevida que era mi juventud.

Una de las excusas - no lo llamo de otro modo - que se esgrimían era que "aquí en España tenemos más horas de sol". En ese caso somos bastante idiotas si aprovechamos una hora de sol adicional para ocuparla en el trabajo, pero había una explicación a esa excusa, el huso horario.

La medida la promulgó un estadista "ejemplar" y "lleno de virtudes" - entiéndase la ironía, era un inútil - como fue Francisco Franco, el cual quiso equiparar el horario al de la Alemania Nazi porque le salió de las narices. Otros países lo hicieron también, pero se dieron cuenta del desfase horario y rectificaron. España no.

Hoy, por fin, se habla de éste asunto, más que hablarse comienza a gestarse la reforma en ésta dirección. Rajoy, que es gallego y es allí donde más afecta éste desfase horario - sobre todo en la relación con Portugal - ha anunciado que, si gobierna en la siguiente legislatura, se aprobará una ley que solucione éste entuerto. Independientemente de lo electoral, es una gran noticia, pues la derecha siempre ha sido más reacia a éste cambio.

Las ventajas son muchas si se racionalizan los horarios:


Salud - Se ganaría una hora que se podría dedicar a dormir. En España tenemos altos índices de problemas de insomnio en la población con las consecuencias que tiene ello para la salud.


Conciliación - Una queja extendida entre muchos padres es que apenas pueden ver a sus hijos, con lo que se están perdiendo su infancia. En ciertos casos es una excusa para no asumir sus carencias como padres y madres, pero ese es otro tema.


Luz solar - Sí, en invierno se haría de noche a las 17, pero en ésta estación del año salimos a pasear los zumbados de turno, la gente, de normal, no. En verano, en cambio, se hará de noche como muy tarde a las 22 horas, cuando nadie sale a la calle a pasear. No sea pasea el 21 de junio a las 23 si no es viernes o sábado. El cambio de huso horario y de tiempo en el trabajo facilitará que esa hora o dos horas que se ganen se puedan distribuir en ocio.

Por otro lado, cuando comencemos la jornada laboral será de día. Creo que no hace faltar explicar mucho más.


Gasto eléctrico - Nos iremos antes a dormir y estaremos en verano más tiempo en la calle, por lo que si multiplicamos las horas por cada uno de nosotros el ahorro es considerable.


Espero que más pronto que tarde pueda volver virtualmente a aquella mesa de bar y sonreír de manera amplia al recordar aquello como una anécdota. No por mí, sino por el bien de todos nosotros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.